Buscar este blog

Cargando...

2014/07/19

Declarada ilegal la incineración de residuos en las tres cementeras de Castilla y León.

Por Sentencia nº 755, de 10 de abril de 2014, la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de Castilla y León ha anulado la autorización otorgada en 2010 a la fábrica de cemento de Venta de Baños (Palencia) por la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León para la incineración de 80.000 toneladas anuales de residuos, por haberse omitido la preceptiva evaluación de impacto ambiental.

La gran amplitud de los residuos que la Junta ha permitido incinerar en las tres cementeras garantizaba la emisión de importantes cantidades de sustancias tóxicas orgánicas como dioxinas y furanos, conocidos alteradores hormonales de carácter cancerígeno, además de metales pesados o hidrocarburos poliaromáticos, también cancerígenos. Como ha puesto de manifiesto un reciente estudio del Instituto de Salud Carlos III [1], la proximidad a las incineradoras de residuos incrementa significativamente el riesgo de morir por cáncer, en particular de estómago, hígado, pleura, riñones y ovarios.


2014/05/18

CUALQUIER INCINERADORA O CEMENTERA NOS “REGALA” DIARIAMENTE CON…

71% más de riesgo a morir de cáncer de pleura que en lugares donde no tengan ninguna incineradora o cementera cerca.
30% más de cáncer de hígado.
27% más de cáncer de estómago.
23% más de cáncer de riñón.
23% más de cáncer de ovarios.
17% más de leucemia.
16% mas de cáncer vejiga.
15% más de cáncer de pulmones
13% más de cáncer de recto.

2014/03/21

La Plataforma 3 Mugak Batera en el V. Encuentro de la Coordinadora Estatal en contra de la Incineración en Cementeras en Morata de Tajuña (Madrid)

La Coordinadora Estatal en contra de la incineración de residuos en cementeras echó a andar en Ponferrada en el año 2010. Le siguieron los Encuentros de Toledo, Montcada i Reixac, Olazti-Altsasu, y el desarrollado los días 7,8 y 9 de marzo de este año en Morata de Tajuña con la participación de 20 plataformas de todo el estado.


La presentación de las jornadas corrió a cargo de los anfitriones de Morata. Señalaron que en la cementera de Pórtland de esta localidad, que tiene autorizados los mismos residuos que la planta de Olazti, los niveles de contaminación por metales pesados, dioxinas y furanos han aumentado desde que empezaron a quemar residuos. En un informe publicado por el Ayuntamiento de Morata, del PP, se señala que el nivel de cadmio y de níquel aumentó en un 3'57 %, que otros nueve metales pesados ​​se habían elevado un 15'49 % y en los niveles de dioxinas y furanos se había llegado a un 729'54 % más alto.

Desde la experiencia de cada una de las plataformas se analizó el problema de la quema de residuos en las cementeras situadas en sus términos municipales. La exposición de 3MB se centró en que los hornos de cemento privados están asumiendo la gestión de los residuos que los planes autonómicos tenían encomendado a las plantas de valorización energética de residuos ( incineradoras), solicitando y obteniendo cada vez mayor cantidad de residuos para quemar, con el agravante que en nuestro caso se acude a instrumentos excepcionales como los PSIS para imponerlo a la población. 

En el turno de las ponencias, la doctora Pilar Muñoz de la Fundación Alborada de Madrid, que trabaja en el campo de la medicina ambiental, disertó sobre los peligros de las poblaciones afectadas por la quema de residuos, alertó de que los casos de cáncer infantil, así como de los problemas respiratorios y el asma, están aumentando a un ritmo alarmante. Hizo hincapié en la incidencia de las causas externas en la producción de enfermedades, la epigenética o las interacciones entre los genes y el ambiente que se producen en los organismos, la sensibilidad química múltiple y los peligros de la adaptación, es decir, de la progresiva adaptación de nuestro organismo a los tóxicos  que impide un diagnóstico anterior al desencadenamiento  de las afecciones graves. Incidió en que el 69% de la emisión de dioxinas proviene de procesos de combustión; que el medio ambiente no es un privilegio sino un derecho, y que el mejor tratamiento que existe es que los tóxicos no entren en nuestro organismo, es decir, la prevención. Para terminar diciendo que  “Los médicos tienen el deber ético de comprometerse y participar activamente en la prevención de la enfermedad”.

El físico Carlos Arribas de Ecologistas en Acción y miembro de la Comisión Europea de Residuos presentó el nuevo marco normativo de aplicación a la quema de residuos en las cementeras. En su opinión resulta más laxo, ya que rebaja los periodos y tiempos de muestreo y estima suficiente una declaración de la empresa para la puesta en marcha de la actividad. Apuntó también a la presión del lobby de las llamadas “industrias con riesgo de fuga de carbono”, como las cementeras, estrategia que utilizan para lograr un mayor número de  asignaciones gratuitas de CO2 para después venderlas en el mercado de emisiones.
“Los hornos de cemento están quemando los residuos municipales, neumáticos usados, ​​lodos de depuradoras, plásticos, residuos de vehículos fuera de uso, etc,  lo que tiene graves consecuencias para la salud pública, destruye empleo y los recursos naturales limitados que deben ser reciclados o reutilizados”.

La miembro de GAIA (Alianza Global por Alternativas a la Incineración) Mariel Vilella destacó la responsabilidad administrativa para lograr el residuo 0. Criticó que en algunos países, como el Reino Unido, se laven las manos y su responsabilidad se limite a fabricar preparados de residuos (CDRs) para alimentar incineradoras y cementeras de otros países, e incidió en la necesidad de impulsar campañas de concienciación para lograr un consumo responsable y potenciar la recogida selectiva de los residuos.

“Las cementeras afirman que no hay otra alternativa para los residuos que se queman en sus hornos, pero todos sabemos que esto es falso”.  Se refirió a los resultados muy positivos de las experiencias de Basura Cero en Cataluña, Guipúzcoa, Italia y otros lugares en todo el mundo en el que la generación de residuos se ha reducido radicalmente después de la implementación de la recogida selectiva en origen y de las políticas de prevención de residuos.

 “Desafortunadamente, la producción y la quema de combustible derivado de los residuos (CDRs) está aumentando y presenta un obstáculo para el desarrollo de estrategias de Basura Cero. Esto no está ayudando al desarrollo de una Europa que utilice eficazmente los recursos, sino que nos encierra en una sociedad derrochadora”. 

Tras las ponencias y el debate el encuentro continuó con  las propuestas para la adopción de estrategias, que se concretaron en lo siguiente:

Pedir a los partidos con representación en el Congreso de los Diputados que defiendan políticas de gestión de residuos basadas en la  reducción, recuperación y reciclaje y se opongan a la incineración, ya sea en plantas específicas, como, por más razón, en plantas cementeras.

Que se ejerza un control efectivo sobre  las asignaciones gratuitas de derechos de emisión  para los cementeras y no se promocione la incineración en las mismas  en base a la perversión del uso de dichas asignaciones gratuitas y su escandalosa venta.

Denunciar a los responsables políticos de los incumplimientos flagrantes que se repiten en los otorgamientos y el control de las autorizaciones para la quema de residuos en cementeras, políticos que de forma cuasi criminal actúan siempre en favor de intereses económicos particulares en detrimento del interés general, la salud de las personas y el medio ambiente.

No es el momento de desperdiciar recursos y dañar la salud de las personas.

La quema de residuos en incineradoras o en hornos de cemento es un proyecto ruinoso desde el punto de vista energético, económico, de salud pública y de empleo y compite deslealmente  con el rediseño de políticas de reducción y recogidas selectivas para lograr el residuo 0.

Plataforma 3Mugak Batera en contra de la incineración de residuos en Pórtland de Olazti


2014/02/28

La Cementera de Portland Valderrivas Aumenta peligrosamente sus emisiones contaminantes

Desde que la cementera utiliza residuos como combustible, las emisiones de dioxinas y furanos se han incrementado en más de un 700 %.
Según los datos del informe publicado en la página web del Ayuntamiento de Morata de Tajuña, referido a los meses de junio y octubre de 2013, las emisiones de sustancias tóxicas, peligrosas y bioacumulativas como son los metales pesados y las dioxinas y furanos se han incrementado.